Páginas

sábado, 30 de abril de 2016

Siempre recuerda, tu enfoque determina tu realidad.


Qui-Gon Jinn (Star Wars Episode I: The phantom menace)

jueves, 31 de marzo de 2016

Sé que la gente se acostumbra. Pero no debería.
La gente se acostumbra a vivir en un apartamento interior
y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor.
Y como no tiene vistas, luego se acostumbra a no mirar hacia afuera.
Y como no mira hacia afuera luego se acostumbra a no abrir de todo las cortinas.
Y como no abre las cortinas luego se acostumbra a encender más pronto la luz.
Y a medida que se acostumbra, olvida el sol, olvida el aire, olvida la amplitud.
La gente se acostumbra a levantarse por la mañana sobresaltado porque es la hora.
A tomar el café corriendo porque va atrasado.
A leer la prensa en el autobús porque no puede perder el tiempo del viaje.
A comer un sandwich porque no hay tiempo para almorzar.
A salir del trabajo porque ya es de noche.
A dormitar en el autobús porque está cansado.
A acostarse temprano y dormir profundo sin haber disfrutado el día.
La gente se acostumbra a abrir el periódico y a leer sobre la guerra.
Y aceptando la guerra, acepta los muertos y que haya una cifra de muertos.
Y aceptando la cifra acepta no creer en las negociaciones de paz,
acepta leer todo el día sobre guerra, sobre cifras, sobre su larga duración.
La gente se acostumbra a esperar el día entero y escuchar al teléfono: hoy no puedo ir.
A sonreír a la gente sin recibir una sonrisa de vuelta.
A ser ignorado cuando necesitaba tanto ser visto.
La gente se acostumbra a pagar por todo lo que desea y necesita.
A luchar para ganar el dinero con qué pagar.
Y a ganar menos de lo que necesita.
Y a hacer colas para pagar.
Y a pagar más de lo que las cosas valen.
Y a saber que cada vez pagará más.
Y a buscar más trabajo, para ganar más dinero, para tener con qué pagar en las colas en las que se cobra.
La gente se acostumbra a andar por la calle y ver carteles.
A abrir las revistas y ver anuncios.
A encender al televisión y ver publicidad.
A ir al cine y engullir anuncios.
A ser instigado, conducido, desnortado, lanzado a la infinita catarata de productos.
La gente se acostumbra a la polución.
A las salas cerradas con aire acondicionado y olor a cigarro.
A la luz artificial con su ligero temblor.
Al choque de los ojos con la luz natural.
A las bacterias del agua potable.
A la contaminación del agua del mar.
A la lenta muerte de los ríos.
Se acostumbra a no oír los pájaros, ni el gallo de madrugada, a temer la hidrofobia de los perros,
a no coger la fruta a pie del árbol, a no tener ni siquiera una planta.
La gente se acostumbra a demasiadas cosas para no sufrir.
En dosis pequeñas, intentando no percibir, se va apartando un dolor de aquí,
un resentimiento de allí, una revuelta allá.
Si el cine está lleno la gente se sienta en primera fila y tuerce un poco el cuello.
Si la playa está contaminada la gente solo moja los pies y suda en el resto del cuerpo.
Si el trabajo es duro la gente se consuela pensando en el fin de semana.
Y si el fin de semana no hay mucho que hacer la gente se acuesta temprano
y aún queda satisfecho porque siempre tiene sueño atrasado.
La gente se acostumbra para no rallarse en la aspereza, para preservar la piel.
Se acostumbra para evitar heridas, sangrados, para esquivarse
de la faca, de la bayoneta, para proteger el pecho.
La gente se acostumbra para proteger la vida que poco a poco se gasta y, que
de tanto acostumbrarse, se pierde de sí misma.


 Lo sé, pero no debería (1972) - Marina Colasanti.-
(Asmara, Etiopía, 1937)
de Eu sei, mas não devia, Editora Rocco, Río de Janeiro, 1996
Traducción al castellano de Selo Blanco

martes, 15 de marzo de 2016

Sí, eso es, a lo mejor es que se ha convertido en parte de mí, una parte de lo que es el mayor de todos mis enigmas, a saber, yo mismo.


Antigua luz - John Banville.-

jueves, 3 de marzo de 2016

Pensé que era fácil empezar. Abrí un cuaderno, comprado expresamente. Preparé un plan, hice una especie de esquema. [...] Pero inmediatamente sentí el temor.


El libro vacío / Los años falsos - Josefina Vicens.-
Toda la vida del alma humana es un movimiento en la penumbra. Vivimos en medio de un crepúsculo de la conciencia, nunca seguros de lo que somos o de lo que creemos ser. En los mejores de nosotros habita la vanidad de alguna cosa, y hay un error cuyo ángulo desconocemos. Somos algo que sucede en el entreacto de un espectáculo; a veces, a través de ciertas puertas, entrevemos lo que quizás no sea sino un decorado. Todo es confuso como voces en la noche.


'Libro del desasosiego' - Fernando Pessoa.-
[...] La vida serena, la del hombre que ama de veras la intimidad consigo mismo, eso, amigo mío, es un carisma y no a todos se les concede.


'Las nieblas de la Purísima' - Antonio Pereira.-

martes, 23 de febrero de 2016

El silencio fue como una mano fresca que la acariciaba, hasta que se durmió.


'En la noche'*- Ray Bradbury.-

* En español en el original 
[...]Un reflejo plateado, semejante a un pez, se lanzó desde un macizó yendo a parar contra las piernas de Alain.
-¡Ah, estás aquí, Saha! Te estaba buscando. ¿Por qué no has venido esta noche a la mesa?
-Gurrumiau, gurrumiau -respondió la gata.
-¿Cómo que gurrumiau? ¿Y por qué gurrumiau? ¿Es esta la forma de hablarme?
-Gurrumiau -insistió la gata-. Gurrumiau...
A tientas, acarició tiernamente el esbelto lomo, más suave que el pelo de una liebre, y encontró bajó su mano las naricillas frescas, dilatadas por el apresurado ronroneo.
«Es mi gata..., mi gatita...»
-Gurrumiau -decía bajito la gatita-, gurrumiau...[...]


'La gata' - Colette.-
Ella quiere oír cómo amaba él a ese amante perdido.
Él dice: Más allá de las propias fuerzas, más allá de la vida.
Ella quiere oírlo de nuevo.
Él vuelve a decirlo.
Ella se cubre otra vez el rostro con la seda negra, él se tiende a su lado. Nada en sus cuerpos se toca. Su inmovilidad es común.
Ella repite con la voz de él: Más allá de las propias fuerzas, más allá de la vida.


'Los ojos azules pelo negro' - Marguerite Duras.-

viernes, 8 de enero de 2016

Lo que yo deseo, la fuerza que yo busco, no es aquella que te lleva a perder o a ganar. Tampoco quiero una muralla para repeler las fuerzas que lleguen del exterior. Lo que yo deseo es una fuerza que me permita ser capaz de recibir todo cuanto proceda del exterior y resistirlo. Fortaleza para resistir en silencio cosas como la injusticia, el infortunio, la tristeza, los equívocos, las incomprensiones.


Kafka en la orilla - Haruki Murakami.-

jueves, 7 de enero de 2016

El arte nos libera ilusoriamente de la sordidez de ser (...) El amor, el sueño, las drogas y sustancias intoxicantes, son formas elementales de arte, o mejor, de producir sus mismos efectos. Pero amor, sueño y drogas tienen cada uno de ellos su desilusión. El amor harta o desengaña. Del sueño se despierta y, mientras se durmió, no se vivió. Las drogas se pagan con la ruina del mismo físico al que sirvieron de estimulante. Pero en el arte no hay desilusión porque la ilusión se presupuso ya desde el principio. Del arte no existe un despertar, porque en él no dormimos, aunque hayamos soñado.


Libro del desasosiego - Fernando Pessoa.-

lunes, 21 de diciembre de 2015

La desparramada rosa imprime gritos en la nieve. Caída de la noche, caída del río, caída del día. Es la noche, amor mío, la noche caliginosa y extraviada, hirviendo sus azafranadas costumbres en la inmunda cueva del sacrosanto presente. Maravillosa ira del despertar en la abstracción mágica de un lenguaje inaceptable. Ira del verano. Ira del invierno. Mundo a pan y agua. Sólo la lluvia se nos dirige con su ofrenda inimaginable. La lluvia al fin habla y dice.
Meticulosa iniciación del hábito. Crispados cristales en jardines arañados por la lluvia. La posesión del pretendido pasado, del pueblo incandescente que llamea en la noche invisible. El sexo y sus virtudes de obsidiana , su agua flameante haciéndose en contra de los relojes. Amor mío, la singular quietud de tus ojos extraviados, la benevolencia de los grandes caminos que acogen muertos y zarzamoras y tantas sustancias vagabundas o adormiladas como mi deseo de incendiar esta rosa petrificada que inflige aromas de infancia a una criatura hostil a su memoria más vieja. Maldiciones eyaculadas a pleno verano, cara al cielo, como una perra, para repudiar el influjo sórdido de las voces vidriosas que se estrellan en mi oído como una ola en una caracola.
Véate mi cuerpo, húndase su luz adolescente en tu acogida nocturna, bajo olas de temblor temprano, bajo alas de temor tardío. Véate mi sexo, y que haya sonidos de criaturas edénicas que suplan el pan y el agua que no nos dan.
¿Se cierra una gruta? ¿Llega para ella una extraña noche de fulgores que decide guardar celosamente? ¿Se cierra un paisaje? ¿Qué gesto palpita en la decisión de una clausura? ¿Quién inventó la tumba como símbolo y realidad de lo que es obvio?
Rostros vacíos en las avenidas, árboles sin hojas, papeles en las zanjas: escritura de la ciudad. ¿Y qué haré si todo esto lo sé de memoria sin haberlo comprendido nunca? Repiten las palabras de siempre, erigen las mismas palabras, las evaporan, lasdesangran. No quiero saber. No quiero saberme saber. Entonces cerrar la memoria: sus jardines mentales, su canto de veladora al alba. Mi cuerpo y el tuyo terminando, recomenzando, ¿qué cosa recomenzando? Trepidación de imágenes, frenesí de sustancias viscosas, noches caníbales alrededor de mi cadáver, premisión de no verme por una horas, alto velar para que nada ni nadie se acerque. Amor mío, dentro de las manos y de los ojos y del sexo bulle la más fiera nostalgia de ángeles, dentro de los gemidos y de los gritos hay un querer lo otro que no es otro, que no es nada...


"Las uniones posibles" (1963) de Prosa Completa - Alejandra Pizarnik.-

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Tanto soñé contigo que pierdes tu realidad.
¿Todavía queda tiempo para alcanzar ese cuerpo vivo y besar
sobre esa boca el nacimiento de la voz que quiero?

Tanto soñé contigo que mis brazos habituados a cruzarse sobre
mi pecho cuando abrazan tu sombra, quizá ya no podrían
adaptarse al contorno de tu cuerpo.
Y frente a la existencia real de aquello que me obsesiona y
me gobierna desde hace días y años, seguramente me
transformaré en sombra.
Oh balances sentimentales.

Tanto soñé contigo que seguramente ya no podré despertar.
Duermo de pie, con mi cuerpo que se ofrece a todas las
apariencias de la vida y del amor y tú, la única que cuenta
ahora para mí, más difícil me resultará tocar tu frente
y tus labios que los primeros labios y la primera frente
que encuentre.

Tanto soñé contigo, tanto caminé, hablé, me tendí al lado de
tu fantasma que ya no me resta sino ser fantasma entre
los fantasmas, y cien veces más sombra que la sombra que
siempre pasea alegremente por el cuadrante solar de tu vida.




J'ai tant rêvé de toi que tu perds ta réalité.
Est-il encore temps d'atteindre ce corps vivant
Et de baiser sur cette bouche la naissance
De la voix qui m'est chère?

J'ai tant rêvé de toi que mes bras habitués
En étreignant ton ombre
A se croiser sur ma poitrine ne se plieraient pas
Au contour de ton corps, peut-être.
Et que, devant l'apparence réelle de ce qui me hante
Et me gouverne depuis des jours et des années,
Je deviendrais une ombre sans doute.
O balances sentimentales.

J'ai tant rêvé de toi qu'il n'est plus temps
Sans doute que je m'éveille.
Je dors debout, le corps exposé
A toutes les apparences de la vie
Et de l'amour et toi, la seule
qui compte aujourd'hui pour moi,
Je pourrais moins toucher ton front
Et tes lèvres que les premières lèvres
et le premier front venu.

J'ai tant rêvé de toi, tant marché, parlé,
Couché avec ton fantôme
Qu'il ne me reste plus peut-être,
Et pourtant, qu'a être fantôme
Parmi les fantômes et plus ombre
Cent fois que l'ombre qui se promène
Et se promènera allègrement
Sur le cadran solaire de ta vie.

...........................


Tanto soñé contigo,
caminé tanto, hablé tanto,
Tanto amé a tu sombra,
Que ya nada me queda de ti.
Sólo me queda ser la sombra entre las sombras
ser cien veces más sombra que la sombra
ser la sombra que retornará y retornará siempre
en tu vida llena de sol.

Tanto soñé contigo + Último poema - Robert Desnos.-


* Robert Desnos escribió su último poema en el campo de concentración nazi de Terezin en Checoslovaquia. Los alemanes lo habían llevado allí en su retirada con los reclusos del campo de Buchenwald. Murió el 8 de junio de 1945 por la desnutrición y el tifus. Su muerte se produjo a los pocos días de ser liberado por las tropas rusas.
En esos versos, Desnos reescribió un viejo poema suyo, dedicado "A la Misteriosa", su mujer Youki. El poema fue encontrado en el bolsillo de su saco...sobre su cadáver.


Belleza

viernes, 13 de noviembre de 2015

Las ranas croaban en los estanques de los jardines tras de las paredes, los grillos anunciaban el calor del día siguiente. El olor a rosas ganó la batalla de los olores.


Anaïs Nin.-
Soy plenamente responsable de mis propias limitaciones.


Anaïs Nin.-

viernes, 6 de noviembre de 2015

Escribí cuando no conocía la vida. Ahora que entiendo su significado, ya no tengo que escribir. La vida no puede escribirse; sólo puede vivirse.


Oscar Wilde.-

viernes, 23 de octubre de 2015

Y así, deseando que pase el tiempo para que pasen también los problemas que nos agobian, nos encontramos un día con que ha pasado nuestro tiempo.


"El libro vacío / Los años falsos" - Josefina Vicens.-

martes, 29 de septiembre de 2015

El encuentro
encantado por esta extraña proximidad

Extrañeza, misterio y delicia…
como si de la negrura oscilante
de alguna mascarada en cámara lenta
por el tenue puente vinieras.

Y la noche fluía, y el silencio flotaba
en sus arroyos satinados
ese perfil de lobo en la negra máscara
y esos tiernos labios tuyos.

Y bajo el castaño, por el canal
pasaste tu anzuelo de reojo.
¿Qué comprendió mi corazón en ti,
cómo me moviste de esta forma?

En tu ternura momentánea
o en el contorno oscilante de tus hombros,
¿advertí un bosquejo pálido
de otros — irrevocables— encuentros?

¿Acaso una romántica piedad
te llevó a entender
lo que dejara temblando a esa flecha
que ahora se incrusta en mis palabras?

No sé nada. Curiosamente
el verso vibra, y en él, la flecha…
¿Tal vez tú, todavía sin nombre, eras
la genuina, la esperada?

Pero no bien apareció el dolor
logró perturbar nuestra hora estrellada.
Regresó a la noche la fisura gemela
de tus ojos, ojos sin alumbrar.

¿Por cuánto? ¿Por siempre? Por lo pronto
sigo andando, queriendo escuchar
la revolución de estrellas sobre nuestro encuentro
por si tú ya fueras mi destino…

Extrañeza, misterio y delicia,
como de una súplica distante.
Mi corazón debe seguir andando.
Excepto si tú ya fueras mi destino…


Vladimir Nabokov.-
(Nabokov escribió este poema horas después de conocer a la que sería su esposa y editora durante más de 50 años).
(Traducido de la versión al inglés de Olga Voronina

viernes, 25 de septiembre de 2015

Los amores imposibles no pueden desarrollarse, transformarse, modificarse... por lo tanto, nunca mueren.


"Los Puentes de Madison" - Robert James Waller.-
Se puede contemplar el mundo a la altura del hombre, pero también desde lo alto de una nube (con los aviones es fácil). Se puede entrar en la realidad por la puerta principal o escurrirse en ella —es más divertido— por una ventanita.


"Gramática de la fantasía" - Gianni Rodari.-

sábado, 12 de septiembre de 2015

Para decir: 'Yo te quiero', uno debe saber primero como pronunciar 'yo'.


"El manantial" - Ayn Rand.-

miércoles, 9 de septiembre de 2015

¿Por qué siempre nos enseñan que lo fácil y malvado es hacer lo que queremos y que debemos disciplinarnos para reprimirnos a nosotros mismos? Es la cosa más difícil del mundo: Hacer lo que queremos. Y necesita del más elevado tipo de coraje. Quiero decir, lo que realmente queremos.


"El manantial" - Ayn Rand.-

lunes, 31 de agosto de 2015

- Quiero que te acuerdes de mí - dice la señora Saeki. Y me mira directamente a los ojos -. Si tú me recuerdas, no me importará que el resto del mundo me olvide.


"Kafka en la orilla" - Haruki Murakami.-

viernes, 1 de mayo de 2015

[...] Yo estaba de pie, sumergido hasta la cintura en un agua perfectamente transparente, de modo que veía con todo detalle la arena acanalada del fondo, y diminutas conchas y fragmentos de patas de cangrejo rotas, y mis propios pies, pálidos y ajenos, como muestras exhibidas bajo un cristal. Mientras estaba allí, de repente, no, no de repente, pero en una especie de paulatino empujón, todo el mar se hinchó, no fue una ola, sino una marea lenta y constante que pareció alzarse de las profundidades, como si se hubiera removido algo inmenso ahí abajo, y por un momento me vi levantado y transportado un par de metros hacia la orilla, y entonces caí sobre mis dos pies, como antes, como si nada hubiera pasado. Y de hecho no había pasado nada, una memorable nada, tan sólo otro de esos grandes encogimientos de hombros con que el mundo manifiesta su indiferencia.


'El mar' - John Banville.-

miércoles, 29 de abril de 2015

[...] Otras veces oigo pasar el viento,
y me parece que sólo para oír pasar el viento vale la pena haber nacido.


'La espantosa realidad de las cosas' - Alberto Caeiro.-
(Poemas inconjuntos, 1913-1930. Traducción de Ángel Crespo).

lunes, 27 de abril de 2015

[...] Esconderme, protegerme, guarecerme, eso es todo lo que realmente he querido siempre, amadrigarme en un lugar de calor uterino y quedarme allí encogido, oculto de la indiferente mirada del sol y de la severa erosión del aire. Por eso el pasado supone para mí un refugio, allí voy de buena gana, me froto las manos y me sacudo el frío presente y el frío futuro. Y no obstante, ¿cuál es la verdadera existencia del pasado? Después de todo, no es más que lo que fue el presente
una vez el presente ya ha pasado, no más que eso.


'El mar' - John Banville.-

domingo, 19 de abril de 2015

[...] Las pequeñas olas se levantan y rompen, y el perro anaranjado ladra. Y mi vida ha cambiado para siempre.
Pero entonces, ¿en qué momento, de entre todos los momentos, nuestra vida no cambia completamente, totalmente, hasta el cambio más trascendental de todos?


'El mar' - John Banville.-



viernes, 10 de abril de 2015

Deseo(s)
que
mi
lengua
moje
tus
labios
lívidos
lánguidos.
que
mis
dedos
recorran
tu
piel
perversa
arrozuda.
que
mi
sexo
roce
en el tuyo
y sus
olores se
confundan.
que
todos los
secretos
deseos
se sumerjan
profundos
mágicos
y eternos.

Fernando Aguiar.-


Desejo(s)
que
a minha
língua
lamba
os teus
lábios
lívidos
lânguidos.
que 
os meus
dedos
percorram
a tua
pele
perversa
arrepiada.
que 
o meu
sexo
roce
no teu
e os
cheiros se
confundam.
que
todos os
secretos
desejos
se afundem
profundos
mágicos
e eternos.

miércoles, 8 de abril de 2015

Ahora, la mayoría de las veces es con la actividad de la escritura
cuando me entran unas poéticas ganas de mundo.


Peter Handke.-
Levanto la vista de la novela y contemplo a la belleza sentada frente a mí, y nos convertimos en dos entre millones.


Peter Handke.-


Ich schaue von dem Roman auf und betrachte die Schönheit mir gegenüber und wir werden Zwei unter Millionen.
Cuando el niño era niño,
andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera un río,
que el río fuera un torrente,
y este charco el mar.

Cuando el niño era niño,
no sabía que era niño,
para él todo estaba animado,
y todas las almas eran una.

Cuando el niño era niño,
no tenía opinión sobre nada,
no tenía ningún hábito,
frecuentemente se sentaba en cuclillas,
y echaba a correr de pronto,
tenía un remolino en el pelo
y no ponía caras cuando lo fotografiaban.

Cuando el niño era niño
era el tiempo de preguntas como:
¿Por qué yo soy yo y no soy tú?
¿Por qué estoy aquí y por qué no allá?
¿Cuándo empezó el tiempo y dónde termina el espacio?
¿Acaso la vida bajo el sol es tan solo un sueño?
Lo que veo oigo y huelo,
¿no es sólo la apariencia de un mundo frente al mundo?
¿Existe de verdad el mal
y gente que en verdad es mala?
¿Cómo es posible que yo, el que yo soy,
no fuera antes de existir;
y que un día yo, el que yo soy,
ya no seré más éste que soy?

Cuando el niño era niño,
no podía tragar las espinacas, las judías,
el arroz con leche y la coliflor.
Ahora lo come todo y no por obligación.

Cuando el niño era niño,
despertó una vez en una cama extraña,
y ahora lo hace una y otra vez.
Muchas personas le parecían bellas,
y ahora, con suerte, solo en ocasiones.
Imaginaba claramente un paraíso
y ahora apenas puede intuirlo.
Nada podía pensar de la nada,
y ahora se estremece ante a ella.

Cuando el niño era niño,
jugaba abstraído,
y ahora se concentra en cosas como antes
sólo cuando esas cosas son su trabajo.

Cuando el niño era niño,
como alimento le bastaba una manzana y pan
y hoy sigue siendo así.

Cuando el niño era niño,
las moras le caían en la mano como sólo caen las moras
y aún sigue siendo así.
Las nueces frescas le eran ásperas en la lengua
y aún sigue siendo así.
En cada montaña ansiaba
la montaña más alta
y en cada ciudad ansiaba
una ciudad aún mayor
y aún sigue siendo así.
En la copa de un árbol cortaba las cerezas emocionado
como aún lo sigue estando
Era tímido ante los extraños
y aún lo sigue siendo
Esperaba la primera nieve
y aún la sigue esperando.

Cuando el niño era niño,
tiraba una vara como lanza contra un árbol,
y ésta aún sigue ahí, vibrando.


'Canción de la niñez' - Peter Handke.-

"Der himmel über Berlin" de Win Wenders (1987).-




Als das Kind Kind war,
ging es mit hängenden Armen,
wollte der Bach sei ein Fluß,
der Fluß sei ein Strom,
und diese Pfütze das Meer.

Als das Kind Kind war,
wußte es nicht, daß es Kind war,
alles war ihm beseelt,
und alle Seelen waren eins.

Als das Kind Kind war,
hatte es von nichts eine Meinung,
hatte keine Gewohnheit,
saß oft im Schneidersitz,
lief aus dem Stand,
hatte einen Wirbel im Haar
und machte kein Gesicht beim fotografieren.

Als das Kind Kind war,
war es die Zeit der folgenden Fragen:
Warum bin ich ich und warum nicht du?
Warum bin ich hier und warum nicht dort?
Wann begann die Zeit und wo endet der Raum?
Ist das Leben unter der Sonne nicht bloß ein Traum?
Ist was ich sehe und höre und rieche
nicht bloß der Schein einer Welt vor der Welt?
Gibt es tatsächlich das Böse und Leute,
die wirklich die Bösen sind?
Wie kann es sein, daß ich, der ich bin,
bevor ich wurde, nicht war,
und daß einmal ich, der ich bin,
nicht mehr der ich bin, sein werde?

Als das Kind Kind war,
würgte es am Spinat, an den Erbsen, am Milchreis,
und am gedünsteten Blumenkohl.
und ißt jetzt das alles und nicht nur zur Not.

Als das Kind Kind war,
erwachte es einmal in einem fremden Bett
und jetzt immer wieder,
erschienen ihm viele Menschen schön
und jetzt nur noch im Glücksfall,
stellte es sich klar ein Paradies vor
und kann es jetzt höchstens ahnen,
konnte es sich Nichts nicht denken
und schaudert heute davor.

Als das Kind Kind war,
spielte es mit Begeisterung
und jetzt, so ganz bei der Sache wie damals, nur noch,
wenn diese Sache seine Arbeit ist.

Als das Kind Kind war,
genügten ihm als Nahrung Apfel, Brot,
und so ist es immer noch.

Als das Kind Kind war,
fielen ihm die Beeren wie nur Beeren in die Hand
und jetzt immer noch,
machten ihm die frischen Walnüsse eine rauhe Zunge
und jetzt immer noch,
hatte es auf jedem Berg
die Sehnsucht nach dem immer höheren Berg,
und in jeder Stadt
die Sehnsucht nach der noch größeren Stadt,
und das ist immer noch so,
griff im Wipfel eines Baums nach dem Kirschen in einemHochgefühl
wie auch heute noch,
eine Scheu vor jedem Fremden
und hat sie immer noch,
wartete es auf den ersten Schnee,
und wartet so immer noch.

Als das Kind Kind war,
warf es einen Stock als Lanze gegen den Baum,
und sie zittert da heute noch.


'Lied Vom Kindsein' - Peter Handke.-

miércoles, 1 de abril de 2015

Hay que amarla al revés.
Estar en el silencio. No pronunciarla.
Amarla por el final. Como a Borges.


'Un cuento de amor' -  Alberto Muñoz.-

lunes, 30 de marzo de 2015

Entonces, en ese momento me pasaba eso, quiero decir, era poeta, hacía música, estaba rodeado de pintores y quería hacer teatro. (...) Y ahí se me apareció por primera vez un fenómeno que mantuve hasta el día de hoy, que es la dispersión. O sea, cualquier sociedad condena la dispersión, la educación condena a la dispersión. Pero yo quería ser disperso. Dejar una cosa y entrar en otra, y entrar en otra, y entrar en otra.


Alberto Muñoz (entrevista, 15 de julio de 2009).-

jueves, 26 de marzo de 2015

La función del cerebro que más se altera con el sueño es la memoria, no porque se suspenda enteramente, sino porque durante él se halla en un estado de imperfección semejante al que debió tener el hombre en los primeros tiempos de la humanidad, en la vigilia. Caprichosa y confusa como es, confundo perpetuamente las cosas por razón de los puntos de semejanza más insignificantes, pero tan caprichosamente como los pueblos inventaban sus mitologías; aun hoy, los viajeros pueden observar la tendencia de los salvajes a olvidarlo todo; que su espíritu, después de pequeño esfuerzo de memoria, comienza a vacilar, y que, por puro decaimiento, no da de sí sino mentiras y absurdos. En el sueño nos asemejamos todos a los salvajes. El reconocimiento imperfecto y la asimilación errónea son la causa del mal razonamiento de que nos hacemos culpables en el sueño, hasta el extremo de que ante la lúcida representación de un sueño tenemos miedo de nosotros mismos, ocultamos tanta y tanta locura.


'Humano, demasiado humano' - Friedrich Nietzsche.-

sábado, 14 de marzo de 2015

Regresé subversiva,
en infinita guerra contra el mundo.

Regresé confundida,
la vida me parece muy injusta,
el Todo se me plasma muy absurdo.

Regresé irreverente
e indecisa realmente.
Dudo que regresar tenga sentido.


'Regresar' - Karla Striker.-
Nadie juega montura de palma. Ni dan siquiera de beber a las bestias. Ni así tenemos casa. Ni somos. Ni aún seremos parte. Pájaro de árbol, jamás. Ni pasto nuevo. Rajadura donde filtra tu voz haciendo daño. De qué lugar o infierno esa palabra a morir. Y no poseo rincón, sitio de la tierra, reloj para esa hora, ni así donde guardarme. Cómo no volver. Volver mientras tachamos o estarnos en pie sobre el roto de marzo.


'Casa o lobo' - Yolanda Pantin.-

martes, 3 de marzo de 2015

Era demasiado tarde para reencontrarnos. Lo comprendimos desde la primera mirada. Ya no había nada que reencontrar.


'El amante' - Marguerite Duras.-

viernes, 13 de febrero de 2015

Necesitas límites mentales. No entiendo cómo, a pesar de tu dispersión, comprendes cuál es tu remedio. Necesitas no esperar. Necesitas no esperar nada de los demás. Necesitas no traficar con tu dolor. Necesitas orgullo y soledad. Necesitas castidad. Necesitas orden. Por ejemplo, las lecturas. [...]


Sábado 21 de noviembre (1964) de 'Diarios' - Alejandra Pizarnik.-

martes, 10 de febrero de 2015

Me guiñó el ojo y yo intenté hacer lo mismo, pero sólo me salió con los dos ojos a la vez, lo que me hizo parecer idiota. Otra habilidad importante que tendría que trabajar.


Capítulo 12: Un estudio científico / "La evolución de Calpurnia Tate" - Jacqueline Kelly.-
Cogí el sándwich y Grandes esperanzas y me metí en la cama con una extrema sensación de lujo. Ahhh. Cama, libro, gatito y sándwich. Realmente, todo lo que una necesita en la vida.


Capítulo 5: Destilaciones / "La evolución de Calpurnia Tate" - Jacqueline Kelly.-

domingo, 11 de enero de 2015

Es en las tormentas cuando mejor se comprende que el cielo y el mar son acaso la misma cosa. ¿Quién puede decir dónde termina el agua en medio de ese revuelo? ¿quién sabe en qué profundidades anida ese viento que empuja el barco como si fuera de juguete, si en las del mar o en las de la noche? ¿quién puede jurar que el cielo no tiene olas, que el agua no es también la casa de las estrellas?


'Navegar la noche' - Florencia Gattari.-

viernes, 26 de diciembre de 2014

Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido. Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo conseguiría. Que me encanta mirarte y que te hago mío con solo verte de lejos. Que adoro tus lunares y tu pecho me parece el paraíso. Que no fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento. Pero que te quise, y que te quiero, aunque estemos destinados a no ser.


'Rayuela' - Julio Cortázar.-

sábado, 20 de diciembre de 2014

Tus ojos -dijo él, cambiando totalmente de tono- son confusos, pero tu boca tiene la pasión que hay en ti y de la que tú tienes miedo. Tu rostro, Lori, tiene un misterio de esfinge: descíframe o te devoro.


Clarice Lispector

lunes, 24 de noviembre de 2014

¿Ha pensado usted alguna vez que cada palabra que se pronuncia es como un morral o un zurrón que contiene carne y sangre y hueso, historia, intenciones y horror, sobre todo horror? ¿Ese horror que es el precio que una paga por imaginar lo que de un momento al otra le va a suceder? ¿Se ha dado cuenta de que las palabras lo traen, al horror, digo; de que las palabras no son solo sonidos ni una letra detrás de la otra sino que cada una contiene un mundo?


'Palito de naranjo' - Angélica Gorodischer.-

viernes, 14 de noviembre de 2014

If you don’t have the time to do something right, where are you going to find the time to fix it?


Stephen King.-

viernes, 17 de octubre de 2014

El último recuerdo triste todavía me acecha y a veces me envuelve como si fuera una neblina, aislándome de la luz del sol y enfriando el entusiasmo de los momentos más felices. He sentido alegrías tan grandes que no puedo describirlas con palabras y penas en las que ni siquiera me atrevo a pensar. Y cuando pienso en todo ello, me digo: escala si quieres, pero recuerda que el coraje y la fuerza no son nada sin la prudencia, y que un descuido momentáneo puede destruir la felicidad de toda una vida. No hagas nada con precipitación; vigila cada paso que des, y, desde el principio, piensa en cuál puede ser el final.


Lucha entre los Alpes - Edward Whimper.-

viernes, 19 de septiembre de 2014

Next year I will not be the self of this year now. And that is why I laugh at the transient, the ephemeral; laugh while clutching, holding, tenderly, like a fool his toy, cracked glass, water through fingers.


July 1950 - July 1953 / The Unabridged Journals of Sylvia Plath - Sylvia Plath.-

lunes, 15 de septiembre de 2014

Se decía que alguien a quien le encanta inventar recetas tiene que seguir viviendo porque la cocina es más poderosa que otras cosas poderosas, los barcos, el dinero, y no digamos los reconocimientos, los premios, los pedestales. ¿Para qué quiere uno esas cosas si tiene la cocina?.


Tres colores - Angélica Gorodischer.-

sábado, 13 de septiembre de 2014

Lista de la condiciones esenciales

1. Libretas secretas garrapateadas y páginas frenéticas mecanografiadas para tu exclusivo placer.
2. Acoge todo signo, ábrete, escucha.
3. Evita emborracharte cuando no estás en casa.
4. Sé amante de tu vida.
6. Sé poseído de una ingenua santidad del espíritu.
7. Respira, respira tan fuerte como puedas.
8. Escribe lo que quieres infinitamente, brota del infinito de tu alma.
10. No más tiempo para la poesía, en su lugar lo que es.
12. Permanece en trance, inmóvil, sueña con el objeto que está ante ti.
14. Al igual que Proust, sé fanático del tiempo.
15. Relata la historia verdadera del mundo en monólogo interior.
17. Vive tu memoria y tu asombro.
18. Sal del fondo de tu ser, y con los ojos muy abiertos lánzate al mar del lenguaje.
19. Acepta perderlo todo.
24. Suprime el miedo y la vergüenza ante la integridad de tu experiencia, de tu lengua y de tu saber.
25. Escribe para que el mundo lea y vea la imagen precisa que tienes de él.
26. Un libro-film, un film de palabras, he ahí la forma norteamericana de visión.
28. Creación salvaje, sin límite, pura, surgida de las profundidades, a ser posible alucinada.
29. Tú eres un genio, siempre.


Credo y técnica de la prosa moderna - Jack Kerouac.-
Pero entonces bailaban por las calles como peonzas enloquecidas, y yo vacilaba tras ellos como he estado haciendo toda mi vida mientras sigo a la gente que me interesa, porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas.


En el camino - Jack Kerouac.-
Lleva libretas secretas garabateadas y páginas salvajemente escritas a máquina, para tu propio placer. Mantente abierto y atento a todo, escuchando. Ama con locura tu propia vida. Lo que sientes encontrará su propia forma. Esfuérzate por describir el oleaje que ya existe en tu mente. No tengas miedo ni vergüenza por la dignidad de tus experiencias, tu lenguaje o tus conocimientos. Escribe para que el mundo lea y vea la imagen precisa que tienes de él. Creación salvaje, sin límite, pura, surgida de las profundidades, en lo posible, alucinada. Eres un genio, siempre.


Jack Kerouac.-

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Las dunas, el mar, las gaviotas. Un cuerpo desnudo dejándose por las alas, loco de desposesión.
Aún entonces te buscaba. Miríadas de ojos barridos por el viento que los hinca en las arenas y en las cabezas de los peces. Morir era lo de menos. Hubiera querido estar preparada para tu venida, tener tiempo de disfrazarme de lo que más amabas: un pequeño trovado de ojos verdes qui joue le luth. Aunque te esperaba no te esperé. Era como si me esperara a mí. Pero yo no llegué. Ni tu tampoco.
En el medio de la noche, camino hacia el frío, el viento, lo desconocido. La playa sola ruge, deshaciéndome. A veces, desnuda, montaba un caballo negro y avanzaba por las orillas. Entre mis piernas sentía el roce de seda del animal. Y era como entrar de tu mano en una casa de rosas.

Yo no digo que vengas, que estés ya aquí, que has venido. Pero me niego a negar la espera de tu venida. Déjame esperarte. He nacido para esto. Déjame delirarme sin ti, asistir a la deformación de mis huesos que sólo aman una sombra. He caído en la trampa de esta espera y sin duda soy feliz.

Que has venido. Que tu presencia estremece el cálido color de las hojas muertas. Milagros de la que espera y ve y siente. Y yo te seguiría bajo cualquier forma, como polvo o humo o viento. Entraría por tu respiración, por tu sonrisa, por tus tristes deseos de evadirte hacia donde no hay lenguaje sino solamente ojos devorándose, ojos amándose en el peligro de una desnudez absoluta.

La que miraba el mar en noches viejas. Recuerdos de infancia: muros, detonaciones, gritos. El aire es un campo de concentración para una niña minúscula que baila sobre el filo de un cuchillo. Las risas ajenas son un obstáculo. Los veranos también. Queda como solución rodar por las escaleras de mármol hasta que el dolor de los huesos obligue a reconocer la realidad de los fenómenos físicos.

Y tú me viste llegar, mendiga hedionda enamorada de su sombrero con flores y plumas. Había un color lila que humeaba y yo estaba de verdad dentro de mis harapos. Dancé para que te rieras. Me pinté las uñas de azul. Toqué la guitarra y canté canciones que hablan de pequeños instantes en los que el dolor se aduerme y hay deseos sólo deseos de amar.


31 de mayo (1962) de Diarios - Alejandra Pizarnik.-

viernes, 5 de septiembre de 2014

—La felicidad no existe, Dani. —Fue de las pocas veces que no añadió lo de «joven»—. Sólo existe ser feliz cada día.

Si piensas en el concepto global de felicidad todo cae por su propio peso.
Mira por la ventana...

Me señaló un pequeño cristal, casi minúsculo, que daba a la calle. Me acerqué. Me horrorizó saber que los muy graves no tenían ventanales enormes... Necesitan tanto ese exterior para poder despedirse del mundo.

—¿Ves toda esa gente caminando sin sentido pero en direcciones concretas? —me preguntó.

Miré a esa gente, lo que no sé es cómo él la veía. Desde donde me encontraba no podía llegar a divisar la calle.

—La veo —respondí.

—¿Te das cuenta como todos van hacia algún lugar, con algún propósito? Ni tú ni yo nos cambiaríamos ahora mismo por ellos. Y eso es porque nos gusta nuestra vida, nuestro rostro, nuestro camino... No podemos entender adónde van, qué necesitan hacer...

Pero todo cambia por la noche... En plena madrugada fíjate en los edificios altos y verás que hay pocas luces encendidas, muy pocas. Casi todo el mundo duerme, tan sólo hay algunos que están despiertos... Y ésos son los que buscan y los que encuentran.

A esas altas horas de la noche, en las que todo el mundo duerme, ellos están amando o gozando de conversaciones intensas... Y ese sentimiento y esas palabras cambian su vida.

Joven Dani, siempre debes poner en tu vida más noches que días...

Y cuando alguna vez estés perdido y no tengas rumbo fijo, juega al “qué haría otro si estuviera en mí”...

Se hizo el silencio durante unos segundos. Volvió a quedarse en pausa. Esta vez tardó mucho más en volver. Noté que le restaba muy poco fuelle.

Pronuncié tres veces su nombre en voz alta, pero no volvió. Apreté su mano con fuerza, tampoco...

Finalmente, probé a seguir la conversación como si nada hubiera pasado.

—¿Qué haría alguien si estuviera en mí? —repetí.

Y entonces volvió; fue como si la narración le alimentara. Contarme aquello le daba fuerzas.

—Sí, exacto. Encuentra a otra persona con la que compartas energía y pregúntale qué haría en tu vida si estuviera en ella por dos días. ¿Qué cosas cambiaría de ella? ¿Cómo se cortaría el pelo? ¿Qué comería? ¿Qué actividades realizaría?... En definitiva, ¿cómo viviría tu vida si fuera temporal su presencia en ella?

—¿Y funciona...?

—Claro que sí... —Sonrió—. Yo he jugado a ello infinidad de veces y siempre me ha dado impulso para seguir.

Pero para practicarlo has de encontrar a otra persona con la que jugar, y eso no es fácil.

Esa persona debe ser especial y tiene que saber mirarte desde fuera, para poder darte otra perspectiva de tu vida cuando estés perdido...

Le miré varias veces sin saber cómo digerir tanta fuerza. Él volvió nuevamente a apagarse. Su respiración se ralentizó después de esa última frase, sus constantes se dispararon y todos los aparatos que le envolvían comenzaron a sonar.

Sabía lo que debía preguntarle para que volviera inmediatamente.

—¿Jugamos juntos?
Las inspiraciones volvieron, los aparatos callaron, aunque yo ya sabía que aquello no duraría. Lo estaba perdiendo.

Me miró con un cariño supremo. Me acarició la cara, los labios, el cuello y finalmente las manos.

—Me encantaría, joven Dani... Pero mi tiempo se acaba...


'Si tu me dices ven lo dejo todo... pero dime ven' (Fragmento) - Albert Espinosa.-

lunes, 1 de septiembre de 2014

Consejos de Patti Smith para los jóvenes artistas:
(Transcripción de la conferencia para Louisiana Channel)

Ningún artista puede esperar ser abrazado por la gente, yo grabé cosas que al parecer nadie escuchaba. A veces hacés un libro de poesías que quizás lo leen 50 personas, y aún así seguís haciendo lo tuyo, porque tenés que hacerlo, ese es tu llamado.
Pero también, es hermoso ser abrazado por la gente.
Uno hace el trabajo por la gente, y a cuanta mas gente se pueda llegar, mas hermoso, uno no hace su trabajo pensando "quiero que solo pueda leerlo la gente cool"

Cuando era jóven y luchando, sin dinero, William Borroughs me dijo "Haz un buen nombre. Mantén tu nombre limpio. No hagas compromisos, no te preocupes por tener mucha plata y ser exitosa. Preocupate por hacer bien tu trabajo, por tomar las decisiones correctas y proteger tu trabajo, y si construís un buen nombre, eventualmente ese nombre tendrá su propia moneda"

Para ser un artista, para ser un ser humano en estos tiempos, todo es complicado, hay que ir por la vida intentando mantenerte saludable y tan feliz como puedas, y buscando hacer lo que querés.
Si lo que querés es tener hijos, ser panadero, vivir en el campo, no importa. Lo que importa es saber lo qué querés, y entender que va a ser difícil, porque la vida es difícil, vas a perder gente que amás, vas a tener hambre, dolor de muela. Pero por otro lado tendrás las experiencias mas hermosas, a veces el cielo, a veces un trabajo que hiciste que es hermoso, o tus hijos, hay cosas hermosas en la vida. Así que cuando sufrís, es parte del paquete.
Nacemos y también tenemos que morir.
Seremos muy felices y todo se va a complicar también.
Será como una montaña rusa. Pero valdrá la pena.

Estoy segura de que cada generación puede decir que su generación fue la mejor o la peor, pero esta es una era pionera, única.
Es única porque es la era de la gente, porque la tecnología ha democratizado la auto expresión, en lugar de haber un puñado de personas haciendo sus discos o canciones. Todos pueden hacerlo. Todos pueden hacer un poema y que otros lo lean....

jueves, 17 de julio de 2014

No es el frío,
ni la lluvia,
ni el invierno colándose por la ventana,
ni las calles desiertas,
ni el viento barriendo lo que queda de mí
una madrugada cualquiera.

No es esta ciudad descolocada,
ni un grito a destiempo,
no es que la soledad me fuerce a extrañarte
y no sepa qué hacer con estas manos vacías,
con esta nube que amenaza mi puerta.

No es que tema estar perdiendo mi horizonte,
reducirme en otro cuerpo
incapaz de ser mi océano,
desconocerte por momentos
y reconocerme en ellos.

Es, simplemente,
el espejo,
el silencio,
la cama vacía.

La
pregunta
que
solo
es
pregunta.


'Amarrada' - Elvira Sastre Sanz.-

miércoles, 16 de julio de 2014

Te miro dormir
y bebo el respirar
tranquilo que anima
tu pecho generoso.
Escucho los pasos
del sueño que te
llevan lejos
de mis manos
con inefable deseo
de seguir estrechando
todavía las curvas
de tu naturaleza.

'Te miro dormir' - Anna Lombardo.-
(Traducción al español de Macarena García y Bruno Cuneo)


Ti guardo dormiente 
e bevo il respiro
tranquillo che ti anima
il petto generoso.
Ascolto i passi
del sonno che ti
traghettano lontano
dalle mie mani
con desiderio indicibile
di stringerti ancora
seguendo le curve
della tua natura.

sábado, 12 de julio de 2014

Lista de Margo:

Tres peces gato, Envueltos por separado
Veet (es para afeitar tus piernas Solo que no Necesitas Un rasurador Está con todas las cosas de cosméticos para una Chica)
Vaselina
pack de seis, Mountain Dew
Una docena de Tulipanes
una Botella De agua
Tisúes
una lata de pintura azul en Spray

-Interesante uso de mayúsculas-dije.

-Sí. Soy una gran creyente del intercambio de las mayúsculas. Las reglas de ortografía son tan injustas con las palabras del medio.


'Ciudades de papel' - John Green.-

lunes, 23 de junio de 2014

Ya no necesito hacer tanto para ocultar la inutilidad de mis cambios internos, sustituir para comprender. Necesito hacer poco, pero ese poco me exige un gran esfuerzo.


'Incesto: Diario amoroso' - Anaïs Nin.-

lunes, 19 de mayo de 2014

Si no tarda usted demasiado le esperaré aquí toda mi vida.


'La importancia de llamarse Ernesto' (Acto III) - Oscar Wilde.-

viernes, 4 de abril de 2014

Las flores nunca se tiran en esta casa. Es una costumbre, no es una consigna. Nunca, ni siquiera muertas; se las deja ahí. Hay pétalos de rosa que están ahí desde hace cuarenta años en un bocal. Siguen siendo muy rosas. Secas y Rosas.


'Escribir' - Marguerite Duras.-

jueves, 3 de abril de 2014

Nuestros asaltos: él en su lenguaje, yo en el mío. Yo nunca uso sus palabras. Creo que mi registro es más inconsciente, más instintivo. No se muestra en la superficie, y sin embargo, no sé, él se daba cuenta, como del peso de mis ojos. Lo resbaladizo de mi mente contra su dirección inexorable. Mi creencia en la magia frente a sus densas notas realistas. La alegría cuando sí percibe la magia: «Parece que tus ojos esperen mi-lagros.»


'Henry & June' - Anaïs Nin.-
"Podría seguir escribiéndote durante toda la noche. Te veo permanentemente ante mis ojos, con la cabeza gacha y las largas pestañas descansando en las mejillas. Y me siento muy humilde. Ignoro por qué me has elegido, siento extrañeza. Tengo la impresión de que desde el momento en que abriste la puerta y extendiste la mano, sonriente, fui acogido, fui tuyo. [...]".


'Henry & June' - Anaïs Nin.-
"Cuando miro tu rostro, quisiera dejarme llevar y compartir tu locura, que llevo dentro de mí como un secreto y no puedo seguir disimulando. Siento una aguda y pavorosa alegría. Es la alegría que se siente cuando se ha aceptado la muerte y la desintegración, una alegría más terrible y más profunda que la alegría de vivir, de crear."


Febrero 1932 - 'Henry & June' - Anaïs Nin.-

lunes, 31 de marzo de 2014

II n'y apas d'erreur. Il n'y a que des actes bizarres. (*)


Marguerite Duras.-

(*) No hay errores. Sólo hay actos extraños.

viernes, 21 de marzo de 2014

En ciertos momentos recuerdo alguna palabra suya y de repente siento cómo se enciende la mujer sensual, como con una violenta caricia. Y pronuncio la palabra para mis adentros, llena de alegría. Es en esos instantes cuando vive mi verdadero cuerpo.


'Henry & June' - Anaïs Nin.-

miércoles, 12 de marzo de 2014

Il caffè, per esser buono, deve essere nero come la notte, dolce come l'amore e caldo come l'inferno.


Michail Aleksandrovič Bakunin.-

lunes, 10 de marzo de 2014

Anoche lloré. Lloré porque el proceso a través del cual me he hecho mujer ha sido doloroso. Lloré porque he dejado de ser una niña con una fe ciega de niña. Lloré porque he abierto los ojos a la realidad, al egoísmo de Henry, al ansia de poder de June, a mi insaciable creatividad, que ha de mezclarse con otros y no se basta a sí misma. Lloré porque ya no puedo creer y me encanta creer. Todavía soy capaz de amar apasionadamente, pero sin creer. Eso quiere decir que amo humanamente. Lloré porque de ahora en adelante lloraré menos. Lloré porque ha desaparecido el dolor y todavía no estoy acostumbrada a su ausencia.


'Henry & June' - Anaïs Nin.-

viernes, 7 de marzo de 2014

Se necesita el caos en uno mismo para poder dar a luz a una estrella danzante.


'Así habló Zaratustra' - Friedrich Nietzsche.-
Si tienes un jardín y una biblioteca, tienes todo lo que necesitas.


Marco Tulio Cicerón.-

martes, 25 de febrero de 2014

Una palabra oscura puede quedar zumbando dentro del corazón.
Una palabra oscura puede ser el misterio de otros nombres que tuve.
Una palabra oscura puede volver a levantar el fuego y la ceniza.


'Para ser otra' (Versos) - Olga Orozco.-

lunes, 24 de febrero de 2014

Qué son las despedidas si no saludos disfrazados de tristeza? Lo mismo que el deseo y el placer de verte mientras te desnudas y te envuelves en la sábanas. Nunca has sido mía. Nunca pude poseerte y amarte. Nunca me amaste o me amaste demasiado o me admiraste como la niña que toma una lente y se pone a ver cómo marchan las hormigas y cómo, en un esfuerzo inacabable y lleno de fatiga, cargan enormes migajas de pan. Qué son aquellas noches lluviosas en medio de la cama de un hotel. Qué el recuerdo de nuestros pasos por la calle, en el teatro o en la sala de conciertos. Qué son los recuerdos de los celos y de tus amantes y de June y de mis amantes.

Anaïs, no creo que nadie haya sido tan feliz como lo fuimos nosotros. No creo que exista en la historia del hombre y de la mujer un hombre y una mujer como tú y como yo, con nuestra historia, nuestras circunstancias; con aquello que se desbordaba en las paredes, el ruido de la calle y la explosión de tu mirada inquieta de ojos delineados en negro; con la sinceridad de tu cuerpo frágil y tu secreto agresivo e insaciable. El recuerdo puede ser cruel cuando estás volando febrilmente a tu próximo destino, a otros brazos que te reciban expectantes y hambrientos. El recuerdo de tu diario rojo que tirabas en la humedad de la cama entre tus labios entreabiertos y mis ganas de desearte. Te deseo. Te deseo con la desesperación y el anhelo de lo imposible y ya te has ido y tal vez, en un sueño imaginativo y romántico, leerás estas palabras una y otra vez, en medio de mi ciudad con la gente pasando en medio de las calles y la sorpresa en tus ojos y la gran dama con el fuego en la mano derecha.

Mi querida Anaïs, ma petite, ma jolie, infanta inquieta de sal nocturna. Te extraño cuando huyes de madrugada y te extraño cuando camino y me tomo un café en la calle; te extraño cuando June se acerca cariñosa y cuando paso por los grandes aparadores. Te extraño casi a todas horas: cuando escribo, cuando te pienso, cuando escucho las campanas que me anuncian que ya son las tres, cuando me acuerdo de las horas interminables entre humo y whisky, cuando tengo una comida que dura toda la tarde, también cuando me despido de ti cada día a la misma hora, cuando como en aquel lugar donde nos dio el aire y cuando escucho la radio. Adiós, Anaïs, adiós. Ya nos encontraremos en otras vidas y en otras vidas podré poseerte y quedarme contigo para siempre. Ya te veré en medio de la nieve y entre libros y vino. Adiós, tuyo siempre


Henry


Carta de despedida de Henry Miller a Anaïs Nin.-

domingo, 23 de febrero de 2014

Tan sólo con un recuerdo se puede soportar una larga vida de tedio. Y hasta repetir, día a día, sin cansancio, los mezquinos gestos cotidianos.


'La última niebla' - María Luisa Bombal.-
Tal vez tenga que llamar “mundo” a este modo mío de ser un poco de todo. ¿Cómo puedo amar la grandeza del mundo si no puedo amar el tamaño de mi naturaleza?


'19 de septiembre - Perdonando a dios' - Clarice Lispector.-
¿El proceso de escribir es difícil? Es como llamar difícil al modo extremadamente prolijo y natural con que es hecha una flor.


'Notas sobre el arte de escribir' - Clarice Lispector.-
Leer es una costumbre que todo el mundo debería tener.


'Solo para mujeres: Consejos, recetas y secretos' - Clarice Lispector.-
Y, entonces, ¿quién ya no deseó poseer un ser humano sólo para sí? Lo que es verdad, no siempre sería cómodo, hay horas en que no se quiere tener sentimientos.


'La mujer más pequeña del Mundo' - Clarice Lispector.-
¡Quién sabe a qué oscuridad de amor puede llegar el cariño!


'La mujer más pequeña del Mundo' - Clarice Lispector.-
Yo misma puedo morir de ser ante mí. La soledad está mezclada en mi esencia.


'Cerca del corazón salvaje' - Clarice Lispector.-
Lo hermoso que sería si, para cada mar que nos espera, hubiera un río para nosotros. Y alguien - un padre, un amor, alguien - capaz de tomarnos de la mano y de encontrar ese río - imaginarlo, inventarlo - y de depositarnos sobre su corriente, con la ligereza de una sola palabra, adiós. Eso, en verdad, sería maravilloso.


'Océano Mar' - Alessandro Baricco.-

jueves, 13 de febrero de 2014

Cualquier forma de amor que encuentres, vívelo. Libre o no libre, casado o soltero, heterosexual u homosexual, son aspectos que varían de cada persona. Hay quienes son más expansivos, capaces de varios amores. No creo que exista una única respuesta para todo el mundo.


Anaïs Nin.-

sábado, 5 de octubre de 2013

El cuerpo puede volverse hablante, pensante, soñante, imaginante. Todo el tiempo siente algo. Siente todo lo que es corporal. Siente las pieles y las piedras, los metales, las hierbas, las aguas y las llamas. No para de sentir.


'58 indicios sobre el cuerpo' (Fragmento) - Jean-Luc Nancy.-

jueves, 19 de septiembre de 2013

Me embargaron sensaciones, sentimientos.
Ahora todo eso es
como puntos entre paréntesis.


'Día 16 de mayo de 1973' de Fin y principio (Versos) - Wislawa Szymborska.-    
(Versión de Gerardo Beltrán)

lunes, 16 de septiembre de 2013

Lluvia de otoño.
Las hortensias
se deciden por el azul.


Masaoka Shiki.-

lunes, 2 de septiembre de 2013

Y al fin reina el silencio.
Pues siempre, aún sin quererlo,
guardamos un secreto.


'Epílogo' - Gabriel Celaya.-

domingo, 25 de agosto de 2013

Encuentra lo que te gusta mirar y míralo.


'El mundo amarillo' (Fragmento) - Albert Espinosa.-

miércoles, 14 de agosto de 2013

La suerte es ser como eres. La desgracia es no poder entender cómo es la otra gente.


'El Mundo amarillo' (Fragmento) - Albert Espinosa.-

jueves, 8 de agosto de 2013

Su biblioteca llenaba los entrepaños y luego se desbordaba hacia torres de libros que nos llegaban a la cintura por todos lados, recargados a como diera lugar contra las paredes. Si uno solo se moviera, pensaba, el efecto dominó nos podría devorar a los tres en una masa asfixiante de literatura.


'Buscando a Alaska' (Fragmento) - John Green.-

lunes, 22 de julio de 2013

[...] algunos infinitos son mayores que otros infinitos.


Cap. 12 / 'The fault in our stars' - John Green.-

domingo, 21 de julio de 2013

Estoy enamorado de ti, y no estoy en el negocio de negarme el simple placer de decir cosas verdaderas. Estoy enamorado de ti, y sé que este amor es sólo un grito en el vacío, y este olvido es inevitable, y que estamos todos condenados y que vendrá un día cuando todo nuestro trabajo sea polvo, y sé que el sol se tragará la única tierra que alguna vez tendremos, y estoy enamorado de ti.


Cap. 10 / 'The fault in our stars' - John Green.-
La cosa rara sobre las casas es que casi siempre lucen como si nada estuviera pasando dentro de ellas, a pesar de que contienen la mayoría de nuestras vidas.


Cap. 10 / 'The fault in our stars' - John Green.-

viernes, 28 de junio de 2013

En el mejor hueco de tu cuerpo
vengo a posarme.
La necesidad de tu calor
rae como un hacha
cada una de mis corazas.
Y se estremecen
cada una de mis venas
a cada presunta
palabra fría.


'Verso' - Anna Lombardo.-
(Traducción al español de Macarena García y Bruno Cuneo)


Nell’incavo del corpo tuo migliore
vengo a prendere posto.
Del tuo calore il bisogno
liscia come mannaia
ogni mia corazza.
E son brividi
per ciascuna vena
ad ogni presunto
accento freddo.

domingo, 16 de junio de 2013

En la curva de su frente había algo sobrenatural que provocaba que uno se preguntara con temor por las cosas maravillosas que en ese momento pudieran estar ocurriendo en su mente.


'1. La primera vez que Galip vio a Rüya' de El libro negro - Orhan Pamuk.-

miércoles, 12 de junio de 2013

Había atravesado el amor y su infierno; ahora peinábase delante del espejo, por un momento sin ningún mundo en el corazón. Antes de acostarse, como si apagara una vela, sopló la pequeña llama del día.


'Amor' de Lazos de Familia (Fragmento) - Clarice Lispector.-

viernes, 7 de junio de 2013

Dejé el paraguas a nuestros pies y la abracé con fuerza bajo la lluvia. Nos envolvía un rumor sordo parecido al de los neumáticos de un coche circulando por la autopista. La lluvia seguía cayendo en silencio, incansable, empapándonos el pelo, rodando por nuestras mejillas como lágrimas, tiñendo de oscuro la chaqueta tejana de Midori y mi chaqueta forrada de nailon amarillo.

'Tokio Blues' - Haruki Murakami.-
Los libros son mucho más que objetos animados. Representan una forma de hablar y de comunicar, son un método infalible para dirigirse al mundo.
Siempre que se regala un libro, se dicen muchas cosas en voz baja, a veces en voz alta.


'El lenguaje mudo' - Leila Guerriero.-

martes, 4 de junio de 2013

 Pero te recuerdo. Aquí te recuerdo. Abrazado a mi memoria. Mirándome detrás de mi mirada. No me atrevo a amarte. Temor de irritarte. Por eso no me suicido. Temor de tu cólera. Me dices que no existes, que eres mi antiguo fantasma amado que reencarnó en ti. A otra los problemas metafísicos. Quiero abrazarte salvajemente. Besarte hasta que te alejes de mi miedo como se aleja un pájaro del borde filoso de la noche. Pero ¿cómo decírtelo? Mi silencio es mi máscara. Mi dolor es el de un niño en la noche. Canto y tengo miedo. Te amo y te tengo miedo y nunca te lo diré con mi voz verdadera, esta voz lenta y grave y triste. Por eso te escribo en un idioma  que no conoces. Nunca me leerás y nunca sabrás de mi amor.


10 de agosto (1962) de Diarios - Fragmento - Alejandra Pizarnik.-

lunes, 3 de junio de 2013

Pasa alta en el cielo la luna de primavera.
Pienso en ti y dentro de mí estoy completo.

Corre por los vagos campos hasta mí una brisa ligera.
Pienso en ti, murmuro tu nombre; y no soy yo: soy feliz.

Mañana vendrás, andarás conmigo cogiendo flores por el campo.
Yo andaré contigo por los campos viéndote recoger flores.
Ya te veo mañana recogiendo flores conmigo por los campos.
Pues mañana cuando vengas y andes conmigo en el campo recogiendo flores,
eso será una alegría y una verdad para mí.


'Poemas Inconjuntos' - Alberto Caeiro.-
Traducción de Mario Bojórquez

domingo, 2 de junio de 2013

Todo eso era solamente una frase de la que se sostenía con todas sus fuerzas para no caerse y romperse allá abajo la crisma y la vida. Ella sabía lo que quería decir todo eso, lo que escondía, lo que cubría, pero no se lo hubiera dicho a nadie. Y no se lo decía a sí misma porque no era necesario. Solamente se decía pero adónde se ha ido a parar todo eso y se quedaba en suspenso sintiendo mucho dolor, dejando que la pena subiera desde la cintura, acá donde el diafragma la dejaba respirar, hasta la garganta. No lloraba porque llorar es para las películas, las óperas, los teleteatros, esas cosas de plástico, artificiales a más no poder. Llorar era para las vecinas que cuentan sus desgracias y sus enfermedades, no para ella que era una mujer activa y ocupada. Ella se preguntaba esa pequeña cosa y le dolía y pensaba qué habría sido de todo eso, y después volvía a sus ocupaciones.


`Lo posible` de Menta - Angélica Gorodischer.-

jueves, 25 de abril de 2013

Salí a la galería, bajé, me acerqué al río. Iba sigiloso, lleno de cosas vivas y de olores, padre del mar, madre del agua, madre y padre de la tierra y la madera. Me paré junto a él y él se acercó y me tocó los pies. Me metí en su agua así vestida, me metí y él me abrazó y yo dejé que me llevara. Me acunó, me levantó, me dejó caer, me meció, me cantó, me enlazó en el canal Espuela, tan estrecho, tan frágil que a cada oscilación parecía que iba a salirme de cauce y que iba a quedar atrapada en la rebalsa, pero no, tan sabio, seguí y seguí sostenida y acariciada y me reí y jugué y me di vueltas y floté y froté contra él y me hundí y volví a salir. Me sostuvo y yo ahí de cara al cielo miré la luna enorme. Todo cantaba: vendrán las lluvias, vendrá el verano, comeremos tilpez, hichilos, rojarines, beberemos vino, haremos pan. Despacito el río me sacó del canal Espuela y me hamacó hasta la orilla en donde nos abrazamos y nos enroscamos uno en el otro, perfectos como el tiempo, tarareando las canciones de la infancia, con gusto a miel de lurva en las bocas. Me agarró de los hombros y de las caderas y sonriendo desde lo hondo me fue llevando hacia afuera. Estuve todavía un largo rato en el agua moviendo las manos y los pies, metiendo la cabeza para que mi pelo se desparramara, bebiendo el agua que pasaba y se iba. Hacía frío cuando me levanté y salí. Corrí a la casa.


'Camino al sur' (Fragmento) - Angélica Gorodischer.-

martes, 16 de abril de 2013


Los ojos son de salida. Como entrada solo sirven para mirar.
Como quien mete un palo por el agujero para que el animal salga por el otro extremo, al meter el dedo en la llaga ocurre lo mismo. La bestia sale por los ojos. Y no hablo de llorar. Hablo de esa mirada que no necesita lágrimas.


'Touché!' (Fragmento) - Riki Blanco.-

viernes, 12 de abril de 2013


Para ser grande, sé entero:
nada tuyo exageres o excluyas.
Sé todo en cada cosa.
Pon cuanto eres
en lo mínimo que hagas,
por eso la luna brilla toda
en cada lago, porque alta vive.

'Oda' - Ricardo Reis.-

miércoles, 10 de abril de 2013


Nunca he arañado la tierra ni buscado nidos, no he hecho herbarios ni tirado piedras a los pájaros. Pero mis libros fueron mis pájaros y mis nidos, mis animales domésticos, mi establo y mi campo; la biblioteca era el mundo atrapado en un espejo; tenía el espesor infinito, la variedad, la imprevisibilidad.


Cap I: Leer de 'Las palabras' (Fragmento) - Jean-Paul Sartre.-

miércoles, 20 de marzo de 2013

La nieve caía lentamente en grandes copos que llenaban la mirada.


'Nieve' - Orhan Pamuk.-

lunes, 18 de marzo de 2013


[...] a lo largo de nuestra vida solo nieva una vez en nuestros sueños.


'Nieve' - Orhan Pamuk.-

miércoles, 13 de febrero de 2013


Sentir es estar distraído.


'Poemas Inconjuntos' (Verso) - Alberto Caeiro.-
(Traducción de Mario Bojórquez)

Hay tantas verdades como hombres. De vez en cuando, alcanzo a vislumbrar una Verdad más verdadera, escondida entre simulacros imperfectos de sí misma, pero en cuanto me acerco, se agita y se hunde más todavía en la espinosa ciénaga del desacuerdo.


'Cloud Atlas' (Fragmento) - David Mitchell.-

[...] una mano invisible me echó por encima una jarra entera de cerveza. Me retiré antes de que el líquido fuese substituido por un proyectil más consistente.


'Cloud Atlas' (Fragmento) - David Mitchell.-

martes, 12 de febrero de 2013


We have all seized the white perimeter as our own
and reached for a pen if only to show
we did not just laze in an armchair turning pages;
we pressed a thought into the wayside,
planted an impression along the verge.


'Marginalia' (Versos) - Billy Collins.-

* Revista Ñ: Anotaciones al margen - Lucas Mertehikian

martes, 5 de febrero de 2013

El tiempo y los ríos no corren para atrás.


'El loto en llamas' de 'Lo bello y lo triste' (Fragmento) - Yasunari Kawabata.-

–Ojalá yo también fuera una piedra –dijo por fin.


'Un jardín rocoso' de 'Lo bello y lo triste' (Fragmento) - Yasunari Kawabata.-

La charla en idioma extranjero lo hacía sentirse más solitario. La butaca que giraba en el vagón panorámico volvió a su memoria. Era como si viera su propia soledad, que giraba y giraba dentro de su corazón.



'Campanas del templo' de 'Lo bello y lo triste' (Fragmento) - Yasunari Kawabata.-

sábado, 2 de febrero de 2013


Ella había clavado en su rostro los ojos húmedos y brillantes, pero no llorosos. Él evitaba aquellos ojos. Hasta cuando la besaba, antes de que todo sucediera, Otoko había mantenido los ojos muy abiertos, hasta que él se los cerró con sus besos.


'Campanas del templo' de 'Lo bello y lo triste' (Fragmento) - Yasunari Kawabata.-

Sólo una pequeña cascada,
Pero su sonido
Refresca la noche.


'Verano' - Kobayashi Issa.-

domingo, 27 de enero de 2013


Las cinco de la madrugada. En el exterior, la vida empezaba. Me di la vuelta. Me sentía exhausta y la entrepierna me escocía. Me vestí en silencio, en la penumbra, y contemplé cómo dormía. No le dejaría ninguna nota. Me dirigí a la puerta.
—Esto ha significado algo —me dijo.
—Lo sé.
Volví a su lado y lo abracé. «Esto ha significado respirar.»



'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

sábado, 26 de enero de 2013


—¿Cómo te morirás, Arthur? ¡Cuéntame cómo te morirás!
Se lo pregunté semana tras semana durante un año, hasta que, finalmente, él me contestó:
—Con una sonrisa en los labios.
Su desalentadora ocurrencia silenció mi morboso entusiasmo.



'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

Mi madre puso las cenizas de Dios en una lata vieja de menta francesa y la selló firmemente con cinta aislante roja.
—¿Dónde las esparcirás, Elly? —me preguntó.
—No estoy segura —repuse—. En algún lugar especial.
Hasta que me decidiera, dejé las cenizas en mi tocador, al lado de mi cepillo favorito, y por la noche, cuando el dormitorio estaba bien protegido en la oscuridad, veía lucecitas bailar en el aire, y sabía que esas lucecitas eran él.



'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

«Los recuerdos —me dijo—, por muy pequeños o triviales que sean, constituyen las páginas que nos definen.»



'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

Si mis padres se hubieran detenido un bendito momento, si se hubieran parado un instante y se hubieran quedado callados en el silencio, habrían oído el ruido que hacía el corazón de mi hermano al partirse en dos.


'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

—Vete a la mierda y díselo tú mismo —contesté, y seguí subiendo la cuesta, repentinamente reanimada, repentinamente poderosa; repentinamente distinta.


'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

martes, 22 de enero de 2013


Me senté en las frías losas del patio mientras contemplaba a Dios moverse debajo del periódico. Me tapé los hombros con la manta. El cielo se veía oscuro, vasto, vacío; ni un solo avión perturbaba aquella triste calma, ni siquiera una estrella. El vacío de arriba ahora era mío, interior. Formaba parte de mí, como una peca, como un moretón, como un segundo nombre que nadie conocía.


'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-
—¿Te apetece un Bazooka? —le pregunté mientras sostenía el chicle en la palma de la mano.
—No —contestó—. La última vez que tomé uno casi me asfixié. Mi madre me dijo que estuve a punto de morir.
—¡Oh! —exclamé, y volví a guardar el chicle en mi bolsillo deseando haber comprado algo menos violento.


'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-
(Había empezado a leer un libro norteamericano sobre psicología infantil que animaba a padres e hijos a hablar de sus sentimientos, pero que, en nuestro caso, hacía que nos cerráramos como almejas.)


'Cuando Dios era un conejo' (Fragmento) - Sarah Winman.-

lunes, 21 de enero de 2013


Si el lenguaje
este modo austero
de convocarte
en medio de fríos rascacielos
y ciudades europeas
fuera
el modo
de hacer el amor entre sonidos
o el modo
de meterme entre tu pelo


'Invocación' - Cristina Peri Rossi.-

viernes, 18 de enero de 2013


Digo frases de hombre; sin tocarlas, sé decir cosas 'por encima de mi edad'. Estas cosas son poemas; la receta es sencilla: hay que fiarse del diablo, de la casualidad, del vacío, tomar frases enteras de los adultos, juntarlas y repetirlas sin comprenderlas.


'Las palabras' - Jean-Paul Sartre.-

miércoles, 16 de enero de 2013


No era un día soleado, pero las nubes reían.

Y yo tuve ganas de volar.


'A mi lado' (Fragmento) - Anne Mulpas . Marjorie Pourchet.-

El maestro dijo:
-Léa, deja tranquilo al nuevo alumno. ¡Es aquí delante donde debes mirar!
Baje los ojos, pero, para mis adentros, sonreí.
Él también sonrió.
Uno al lado del otro, nos comprendíamos. Sin decirnos una palabra.
Me dije bajito:
-No, maestro, la vida no transcurre allí delante...
¡Está justo aquí, a mi lado!


'A mi lado' (Fragmento) - Anne Mulpas . Marjorie Pourchet.-

sábado, 12 de enero de 2013


Lo que hay es la luz.
Lo demás es silencio.
Lo que hay es tu voz.
Allí plantar un árbol.
Cultivar una piedra.
Y comernos un higo.

Lo que hay es un higo.
Lo hemos dado a luz.
Míralo: es ya una piedra.
Ya le crece el silencio.
Musgo sombra de árbol.
Ramas hojas tu voz.

Como el viento tu voz.
Con dos sílabas: higo.
Un fruto que da un árbol.
Que lo planta en la luz.
Escúchalo en silencio.
Te convido a ser piedra.

Sé en mi jardín mi piedra.
Sé lo que eres: voz.
Sé tu voz en silencio.
Sé también ese higo.
Tú ya me has dado a luz.
Yo te daré a ti un árbol.

Una palabra: árbol.
Y debajo una piedra.
Una sílaba: luz.
Para otra: tu voz.
Pruébala: sabe a higo.
Cómela así, en silencio.

Y mira así, en silencio.
Oye el rumor del árbol.
Piensa el sabor del higo.
Mira el musgo en la piedra.
Devuélvete a tu voz.
Ponlo todo a tu luz.

Hay luz en el silencio.
Hay tu voz y hay un árbol.
Y una piedra es un higo.


'Lo que hay es la luz' - Aurelio Asiain.-

viernes, 11 de enero de 2013

Darcy se rió, y sintió alivio al oír que se trataba de una risa sincera..., o tan cercana como para suponer diferencia alguna. ¿Y por qué no debería permitirse reír con sinceridad? ¿Por qué diablos no? Amaba a su esposo, y le concedería el beneficio de la duda. De cualquier duda. No es que tuviera opción. Uno no podía apagar el amor -ni siquiera el amor con frecuencia ausente que tras veintisiete años a veces se daba por descontado- de la misma forma en que cerraba un grifo. El amor nacía del corazón, y el corazón dictaba sus propios imperativos.


'Un buen matrimonio' de Todo oscuro, sin estrellas (Fragmento) - Stephen King.-

miércoles, 9 de enero de 2013


Nubes… Son como yo, un pasar desfigurado entre el cielo y la tierra, al sabor de un impulso invisible, tronando o no tronando, alegrando blancas u obscureciendo negras, ficciones del intervalo y del error, lejos del ruido de la tierra y sin tener el silencio del cielo. Nubes… Siguen pasando, siguen siempre pasando, pasarán siempre siguiendo, en un enrollamiento discontinuo de madejas empañadas, en un alargamiento difuso de falso cielo deshecho.


'Libro del desasosiego' (Fragmento) - Álvaro de Campos.-

miércoles, 2 de enero de 2013


Voy a alargar caminos de caricia,
con algo de dulzura entre los dientes
y un garabato tibio en los cabellos,
para que el poco sueño que aún nos queda
no se nos caiga.

Voy a alumbrar tu rostro mientras duermes
y mirarlo al revés, donde no duerme.

Voy a juntar raíces por el aire,
catálogos de nieves que no caen
y sitios para párpados.

Voy a tomar al hombre por el centro
y tirarlo a rodar, a ver si llega.

Voy a tomarme a mí, ya me he tomado,
para enlazar de nuevo los cristales
con un redondo material sin tiempo.

Voy a cortar las puntas de la vida
como unas uñas demasiado largas.


'39 - Poesía Vertical' - Roberto Juarroz.-

lunes, 24 de diciembre de 2012

[...] Fijaos con qué ímpetu se lo tomó La Rochefoucauld. Dijo que si nadie hubiera aprendido a leer, muy pocos se habrían enamorado.


'Altas horas de la madrugada' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
Lléveme a cualquier parte, no me importa. Usted siga conduciendo, no se preocupe.


'Sentimentalismo' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
Miércoles. En este mismo instante acaba de ocurrir algo de lo más terrible. Se me ha roto una uña casi de cuajo. La cosa absolutamente más horrible que me ha pasado en la vida.


'Del diario de una dama neoyorquina' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
[...] Su voz era íntima como el susurro de las sábanas y no escatimaba sus besos.


'La calma antes de la tempestad' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
[...] El whisky aún podía consolarla, pero había momentos súbitos e inexplicables en los que la nube la abandonaba traicioneramente, y la sobrecogía el dolor, la estupefacción y el malestar que experimentan los seres vivos.


'Una rubia imponente' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
Las lágrimas trazaron surcos en sus mejillas.
El hombre de cabello color hielo extendió el brazo sobre el mantel empapado de whisky y le cogió la mano.
-Escucha -dijo él-, escucha.
Como salido de la nada, apareció un camarero. Gorjeó y revoloteó a su alrededor. Parecía como si fuera a cubrirlos de hojas...


'Diálogo a las tres de la mañana' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
Las historias detalladas de matrimonios desgraciados y separaciones convulsas, de largas enfermedades, partos agónicos y locuras ancestrales, de corazones destrozados, pobreza y abandono brotan melodiosamente de los labios elegantes, tersos, pintados con caro maquillaje, de estas señoras.


'Cierta señora' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-
Se obsequiaron mutuamente con cálidas sonrisas.


'¡Qué lástima!' de Narrativa Completa (Fragmento) - Dorothy Parker.-

viernes, 21 de diciembre de 2012

Pero durante unos interminables segundos gocé de forma plena y simultánea de dos placeres fundamentales y antitéticos de la vida: leer y follar.


'Amor perdurable' (Fragmento) - Ian McEwan.-

Deja que duela, así es como desaparece.


Ángela Botero López.-
Me gusta cuando es así. Rozar con mis labios. Así como sin creer, así como sin querer, así como si nada fuera a suceder... Al parecer.


Ángela Botero López.-

Era tan grande su sombra que en las tardes cuando caminaba: anochecía por donde ella pasaba.


Ángela Botero López.-

Alguien fuerte debería venir a abrazarme como si yo fuera toda su vida. Como si yo fuera la única razón de su existir. Sólo eso, nada más.


Ángela Botero López.-

jueves, 20 de diciembre de 2012


Para Alberto 

UNO

Él se sentó a esperar bajo la sombra de un árbol florecido de lilas.
Pasó un señor rico y le preguntó: ¿Qué hace sentado bajo este árbol, en vez de trabajar y hacer dinero?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Pasó una mujer hermosa y le preguntó: ¿Qué hace sentado bajo este árbol, en vez de conquistarme?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Pasó un niño y le preguntó: ¿Qué hace Usted, señor, sentado bajo este árbol, en vez de jugar?

Y el hombre le contestó:
Espero.

Pasó la madre y le preguntó: ¿Qué hace este hijo mío, sentado bajo un árbol, en vez de ser feliz?

Y el hombre le contestó:
Espero.


DOS

Ella salió de su casa.
Cruzó la calle, atravesó la plaza y pasó junto al árbol florecido de lilas.
Miró rápidamente al hombre.
Al árbol.
Pero no se detuvo.
Había salido a buscar, y tenía prisa.

El la vio pasar,
alejarse,
volverse pequeña,
desaparecer.
Y se quedó mirando el suelo nevado de lilas.

Ella fue por el mundo a buscar.
Por el mundo entero.

En el Este había un hombre con las manos de seda. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
Lo siento, pero no,

dijo el hombre con las manos de seda.
Y se marchó.

En el Norte había un hombre con los ojos de agua. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
No lo creo, me voy,

dijo el hombre con los ojos de agua.
Y se marchó.

En el Oeste había un hombre con los pies de alas. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
Te esperaba hace tiempo, ahora no,

dijo el hombre con los pies de alas.
Y se marchó.

En el Sur había un hombre con la voz quebrada. Ella preguntó:

¿Sos el que busco?
No, no soy yo,

dijo el hombre con la voz quebrada.
Y se marchó.


TRES

Ella siguió por el mundo buscando, por el mundo entero.
Una tarde, subiendo una cuesta, encontró a una gitana.
La gitana la miró y le dijo:

El que buscas espera, bajo un árbol, en una plaza.

Ella recordó al hombre con los ojos de agua, al que tenía las manos de seda, al de los pies de alas y al que tenía la voz quebrada.
Y después se acordó de una plaza, de un árbol que tenía flores lilas, y del hombre que estaba sentado a su sombra.

Entonces se volvió sobre sus pasos, bajó la cuesta, y atravesó el mundo. El mundo entero.
Llegó a su pueblo, cruzó la plaza, caminó hasta el árbol y le preguntó al hombre que estaba sentado a su sombra:

¿ Qué hacés aquí, sentado bajo este árbol?

Y el hombre dijo con la voz quebrada:

Te espero.

Después él levantó la cabeza y ella vio que tenía los ojos de agua,
la acarició y ella supo que tenía las manos de seda,
la llevó a volar y ella supo que tenía también los pies de alas.


'El árbol de lilas' - María Teresa Andruetto.-
No sé cómo llegamos a eso, pero estábamos uno frente a otro en la cama como si no hubiera pasado nada.
Quizá fuese sólo el cansancio. Era tarde, bien pasada la medianoche.El silencio era tan denso que casi tenía un carácter visible, un destello, un brillo sólido, y espesor también, como pintura fresca.


'Amor perdurable' (Fragmento) - Ian McEwan.-

lunes, 17 de diciembre de 2012


- ¿Por qué tardaste tanto en venir?
- La puerta estrecha - dije.
Nos abrazamos.


'1963 / 14 de febrero' de Diarios (Fragmento) - Alejandra Pizarnik.-

jueves, 13 de diciembre de 2012


Entonces se cumplieron la tarde y la mañana
en el último día de los siglos.

Yo estaba frente a ti;
yo, con los ojos abiertos debajo de tus ojos
en el alba primera del olvido.


'Génesis' / Nº1 de Museo salvaje (Versos) - Olga Orozco.-

miércoles, 12 de diciembre de 2012

La luna había caído del otro lado de la Tierra y las olas no se dejaban entrever sino al resplandor de las últimas estrellas, era su rugido sobre todo lo que advertía, a trocitos, los estallidos de espuma blanca. A la noche, el mar era más enorme que nunca, ilimitado bajo el cielo al que devoraba; era preciso reflexionar para decidir el lugar de las estrellas, para aceptar poner término a su altura. Que el mar fuera tan grande, tan incomprensiblemente grande, era tranquilizador. Se podía aceptar eso: no comprender el mar. Era posible contarse historias y dejarse mecer en ellas, decirse que el mar era una memoria, que cada molécula de agua en el mar era una parcela de memoria perdida pero recuperada allí, reagrupada entre las orillas, navegable y tan vasta como cabía esperarlo.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-

domingo, 9 de diciembre de 2012


No podemos detener los dibujos que se forman en el aire.
No podemos detener los dibujos que se descuelgan de la noche.
No podemos detener los dibujos que nos incendian el pensamiento.

No sabemos quién traza esos dibujos.
No sabemos por qué esos dibujos adornan
estos vagos suburbios de la nada.
Ni siquiera sabemos si nuestros ojos sirven
para ver esos dibujos.

Pero el hecho que más nos sorprende
es que todas las cosas resulten incompletas,
ya que ninguna existe o se sostiene
sin la complementación de estos dibujos.

No es raro entonces que estos dibujos nos parezcan
más perfectos que el aire,
más habitados que la noche,
más reales que el pensamiento.


32 / Duodécima Poesía Vertical - Roberto Juarroz.-

lunes, 3 de diciembre de 2012


¿qué vamos a hacer con nuestra inocencia? ¿qué con nuestra culpa?
nadie está a salvo en este cuadro
si lo pensamos bien, dice Moore, todos desnudos.
Cada cual con su toquecito
yendo y viniendo con los guantes de box y la guardia alta.
Veo el fondo ahí tan lejos, sos frío, me congelo
al final de toda esta historieta que venías a contarme.
La ternura desfila y pasa rápido
no sabés controlarte, te gusta soltarme justo antes del borde
lo resuelto travestido en duda,
escuchar a las mariposas cortajear el estómago.
El viento aplaude cerca de mí, ningún saco cubre mis hombros
podríamos haber tomado desde el principio
un ritmo de paseo, medirnos con la vara
del presente y la simpleza
conseguirnos un paquete ahora que el verano
se acerca codicioso. Pero pienso en la calma del paisaje:
el cielo celeste, las nubes quietas
y solo veo en el agua una inmensidad
convertida en charco que trata de ser libre
incapaz de ser tan negro como el lugar de donde vengo,
como todo este surrealismo
que encuentro y continúa.
Quisiera pedirte, mundo, que no des más vueltas
la compasión es una fiera que hiberna rigurosa
nadie debería estar moviendo un pelo cuando no puedo
salir de la cama y el rayo de sol a la mañana
es un puñal hilando filo en apenas dos párpados.
Soy consciente de que afuera, el muy pájaro crece y sube
tan alto como canta. Lo escucho desde acá, lo mataría
pero aun cuando mi mano lo capture va a seguir igual
cantándome con insolencia “ la satisfacción es una cosa lenta,
pura como una joya; estoy viciado de mortalidad
estoy viciado, sobre todo, de eternidad”.


'Los últimos años' - Noelia Vera.-

domingo, 2 de diciembre de 2012

No era de noche, estaba sólo oscuro, y yo en medio, esperando que el tiempo siguiera deslizándose, que algo sobreviniera, yo en el medio con mis venas y mis músculos disipándose rápidamente en la nada, yo en moléculas de carne y de pensamiento que se deshacían en nube (una expansión tan rápida como la de la habitación, una nebulosa de cuarto y de mí entre límites cada vez más inseguros)


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
Me inmovilicé. Estaba sola en la oscuridad, yo era la única en toda la ciudad privada de alba, yo, por haberme metido tontamente en la boca del lobo creyendo a pie juntillas que en mi cuarto también se levantaría el día.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
[...] un herbario de momentos desvanecidos


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-

viernes, 30 de noviembre de 2012

A menudo, si el libro me había atrapado menos, oía su paso en la escalera, la llave en la cerradura, sus suelas sobre la alfombra, entonces me encontraba instalada contra una pila de almohadas, tazas vacías en mi cabecera, y ocurría que hacíamos el amor.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
Veía, clavados delante de mí, los magros puntos luminosos de esas noches solitarias, como tantas otras bombitas eléctricas colgadas sobre mis insomnios, reduplicadas en el espejo de su cielo vacío, noches y noches enteras mirando el mismo cielo (el espacio como una tela de trama suelta, detrás de la cual se adivina en forma de estrellas, otra cosa, el día, la plena luz, pero por mucho que se tense, la cubierta resiste, uno se ahoga).


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
La orilla del mar es un lugar donde se puede dar una imagen a la ausencia, es un lugar que alivia un poco porque es demasiado grande y vacío. El tiempo en que uno se queda allí, mirando las nubes y el cielo arriba, se despliega hasta el horizonte con el mar, en ese lapso de tiempo sólo la ausencia y la duración son tal vez y conjuntamente cosas que existen.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
La falta de sueño tiene efectos raros. No sé cómo llegué a la playa. El ruido de las olas me despertó.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
[...] y volví a encontrarme allí, estúpida, con todo el día delante de mí para esperar, una espera sobre la cual la noche me había enseñado que pertenece a un tipo de pasividad monstruosa, una plenitud de pasividad, sin la menor duda una tortura.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-

martes, 27 de noviembre de 2012

En lugar de su figura desgarbada, de su incomodidad frente a los invitados, en lugar de su rostro fijo, en la imagen había un movimiento, una huida en degradé negro y marrón. Era una foto muy hermosa. Era la foto de su desaparición.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
Las calles todavía estaban oscuras, acuáticas, azuladas. Sin aliento, sin siquiera un estremecimiento, asfixiadas bajo el cielo cerrado, era casi tranquilizador contemplarlas.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
Empezamos a creer en la presencia de las sombras y las sombras se alimentan de esa sospecha; su realidad aumenta y su presencia se vuelve más bien una evidencia. Encender la luz es admitir su existencia, igual que, en la oscuridad, mantener los ojos abiertos.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
Las martinetas dejaron de gritar, el sol había caído demasiado lejos. Todavía dos o tres veces sus alas salpicaron la luz, luego todo se volvió gris, el aire se vació de pájaros en remolinos, como un gran lavabo. Me quedé sola flotando en la noche, bajo un cielo de bordes sucios.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-
Los techos se ponían rojos y ese desorden del suburbio, donde se ignora qué domina, la pizarra o las tejas, el ladrillo o la piedra, se unificaba y se volvía casi lindo en el crepúsculo.


'Nacimiento de fantasmas' (Fragmento) - Marie Darrieussecq.-

lunes, 26 de noviembre de 2012


I noticed the grass, I noticed the hills, I noticed the highways,
I noticed the dirt road; I noticed the car rows in the parking lot
I noticed the ticket takers, noticed the cash and the checks and credit cards,
I noticed the buses, noticed mourners, I noticed their children in red dresses,
I noticed the entrance sign, noticed retreat houses, noticed blue and yellow flags
Noticed the devotees, their trucks and buses, guards in khaki uniforms,
I noticed the crowds, noticed misty skies, noticed the all pervading smiles and empty eyes
I noticed the pillows, coloured red and yellow, square pillows round and round
I noticed the Tori gate, passers-through bowing, a parade of men & women in formal dress
Noticed the procession, noticed the bagpipe, drums, horns, noticed high silk head crowns and saffron robes, noticed the three piece suits,
I noticed the palanquin, an umbrella, the stupa painted with jewels the Colours of the four directions
Amber for generosity, green for karmic works, I noticed the white for Buddha, red for the heart
Thirteen worlds on the stupa hat, noticed the bell handle and umbrella, the empty head of the white cement bell Noticed the corpse to be set in the head of the bell
Noticed the monks chanting, horn plaint in our ears, smoke rising from astep the firebrick empty bells
Noticed the crowds quiet, noticed the Chilean poet, noticed a rainbow,
I noticed the guru was dead,
I noticed his teacher bare breasted watching the corpse burn in the stupa,
Noticed morning students sad cross legged before their books, chanting devotional mantras, Gesturing mysterious fingers, bells and brass thunderbolts in their hands,
I noticed flames rising above flags and wires and umbrellas and painted orange poles,
I noticed, I noticed the sky, noticed the sun, a rainbow around the sun, light misty clouds drifting over the sun
I noticed my own heart beating, breath passing through my nostrils
My feet walking, eyes seeing,
Ive noticed smoke above the corpse, Ive noticed fired monuments
I noticed the path downhill, Ive noticed the crowd moving toward the buses
I noticed food, lettuce salad, I noticed the teacher was absent,
I noticed my friends, Ive noticed our car, Ive noticed the blue Volvo,
Ive noticed a young boy hold my hand
Our key in the motel door, I noticed a dark room, I noticed a dream
And forgot, noticed oranges lemons and caviar at breakfast,
I noticed the highway, sleepiness, homework thoughts, the boys nippled chest in the breeze
As the car rolled down hillsides past green woods to the water.
I noticed the houses, balconies overlooking a misted horizon, shore & old worn rocks in the sand
I noticed the sea, I noticed the music I wanted to dance.


A Allen Ginsberg - Patti Smith.-

viernes, 23 de noviembre de 2012

Éramos como ejércitos que se miran entre un laberinto de trincheras.


'Amor perdurable' (Fragmento) - Ian McEwan.-
Maldíceme, tírame piedras a la cabeza, dame un puñetazo... si te atreves. Pero hay algo que no debes hacer mientras vayamos de camino a nuestro prado; y es no hacerme caso, fingir que no pasa nada, negar las dificultades, el dolor o el amor. No pases a mi lado como si no me vieras. Ninguno de los dos podemos engañarnos. No niegues mi existencia porque acabarás negándote a ti mismo.


'Amor perdurable' (Fragmento) - Ian McEwan.-
Hay misterios que no deberíamos tocar [...]


'Amor perdurable' (Fragmento) - Ian McEwan.-

jueves, 22 de noviembre de 2012


La corrupción no es el sexo, sino lo demás. El sexo no es sólo fricción y diversión superficial. El sexo es también la venganza contra la muerte. No te olvides de la muerte. No la olvides jamás. Si, también el poder del sexo es limitado.
Sé muy bien lo limitado que es.
Pero, dime, qué poder es mayor que el suyo?


'El animal moribundo' (Fragmento) - Philip Roth.-